Mundial Open de judo: Idalys regresa con el bronce

Idalys Ortiz es un crack del judo. Lo afirmo así, sin miramientos. La estelar súper completa artemiseña ratificó su condición y tras más de un año de ausencia de los tatamis regresó por sus fueros en el recién finalizado Mundial Open de Marrakech, Marruecos, al conquistar la presea de bronce entre 18 judocas inscritas.

Esa no fue la única alegría para Cuba pues con cuatro efectivos entre representantes de 28 naciones, el matancero Alex García emuló a Idalys entre los hombres, en pleito por el bronce definido a su favor sobre su coequipero Andy Granda.

Aproximadamente 7 270 kilómetros separan la ciudad de Marrakech de La Habana, pero buena parte de Cuba estuvo pendiente del rendimiento de su as fundamental sobre los tatamis.

Hablamos de que Idalys ha tenido una hoja de servicios envidiable desde que ingresó a la élite Mundial en la temporada del 2007, nada más y nada menos que con la corona el mismo primero de enero en el Abierto de Qingdao, China.

En lo adelante la fuera de serie que al decir de ella misma basa sus combates en la táctica, con la fortaleza, rapidez  y explosividad poco comunes para su división como valores agregados se ha encargado de hacer crecer su repertorio técnico con los años, a la par de sus vitrinas.

Hablamos de un total 80 podios de premiaciones en poco más de 90 certámenes, con saldo bajo los cinco aros de 11 sonrisas y solo dos fracasos. De respeto. Por si eso no bastara ostenta un porcentaje favorable de 73.1 en torneos registrados oficialmente en el sitio especializado www.judoinside.com derivados de 179 sonrisas y 66 fracasos.

 

En tierras marroquíes lideró su llave con dos sonrisas. En semifinales cedió ante la japonesa Sarah Asahina, (exhiben balance parejo de un triunfo para cada una), y luego por el bronce se redimió frente a la fancesa Romane Dicko, en la primera batalla entre ambas.

De Asahina (4 050 puntos) y la bosnia Larisa Ceric (3 284), oro y plata por ese orden, decir que se encuentran sólidamente ubicadas en las primeras posiciones del ranking mundial de la división de +78 kg, escenario en el cual Idalys, a pesar del impasse de más de un año se coloca en la posición 21, avalada por 1 300 unidades, por lo que ninguna de sus oponentes de la élite se ha dado el lujo de olvidarla.

Con 28 años cumplidos el pasado 27 de septiembre, Idalys retoma la ruta, con la estrella del triunfo posada sobre sus hombros, y con sus kumis fijados a la distancia en Tokio 2020, donde bien pudiera estar adicionando otro metal a su escalera de preseas desde aquel bronce de Beijing 2008.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba