Una nueva ofrenda al Apóstol

Una ofrenda floral a nombre del pueblo de Cuba dejó inaugurada en La Habana una réplica exacta de la estatua ecuestre de José Martí ubicada en el Parque Central de la ciudad de Nueva York.

Pasaron 22 años para llegar a emplazar en La Habana la pieza de bronce de 8,5 toneladas de peso sobre un pedestal de mármol negro, situada en el Parque 13 de Marzo.

La inauguración coincide con el aniversario 165 del nacimiento del más universal de los cubanos y es el tributo de una ciudad a su más preclaro hijo, de acuerdo con Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad,  y uno de los promotores de la reproducción y traslado del monumento.

La escultora norteamericana Anna Hyatt Huntington (1876-1973) tuvo a su cargo la obra en la década de los 50 del pasado siglo, para evocar el momento en que dio su vida por la causa a la que se había consagrado.

La obra original fue concluida en 1959 e inaugurada en 1965 en la Avenida de las Américas del Parque Central de Nueva York, junto a las esculturas de los también próceres independentistas latinoamericanos Simón Bolívar y José de San Martín.

La estatua ecuestre del Apóstol llegó a Cuba el 3 de octubre de 2017 por vía marítima a la terminal portuaria Sierra Maestra de La Habana, luego de ser entregada en el puerto de la Zona Especial de Desarrollo Mariel, en una nave procedente de Estados Unidos.

Forjada en bronce y esculpida en Filadelfia, es fruto de la contribución generosa de cubanos y de estadounidenses. La estatua ecuestre de José Martí no es el único monumento al prócer cubano en Nueva York. También existen monumentos en Elizabeth (New Jersey, pero dentro del área metro de Nueva York) y en West New York.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba