Grafiti, las paredes vacías no dicen nada

El grafiti, considerado como arte en gran parte del mundo, ha llegado a Cuba para hacer historia. La ciudad de Holguín exhibe varias muestras de esta manifestación en sus paredes.

El grafitero es un artista que no pretende reconocimiento social, no busca riquezas ni necesita que su obra se exponga en galerías; por eso refleja su arte en la calle, con el temor de ver destruido su trabajo y de no ser aceptado.

También conocido como writing, el grafiti es un modo de expresión de la vida urbana. Sus más directas influencias vienen del rap (estilo de canto), el break dance (forma de baile) y los DJs (creadores de la música), manifestaciones que, juntas, forman la cultura del hip hop.

Por los años 70 del siglo pasado, en el barrio del Bronx, Nueva York, surgió el hip hop como una manera de protesta ante el sistema norteamericano, que en ese momento estaba en guerra con Vietnam; pero algunos prefieren situar las raíces del grafiti en la prehistoria, con las pinturas de las cuevas.

DE NUEVA YORK A HOLGUÍN

En la provincia de Holguín se destaca el proyecto Undergraff, que se inició en el año 2006. En la actualidad lo integran dos jóvenes: Julio César Cisnero Fuentes y Yovandry Vázquez Fonseca. Ellos utilizan los llamados tags (firmas) para acreditar sus trabajos, Julio (J2CF) y Yovandry (Yovanoti). Algunos de sus sellos son: «Las paredes vacías no dicen nada», «invadiendo la ciudad con grafiti» o «arte en progreso».

J2CF, graduado de la Academia de Artes Plásticas El Alba, de Holguín, expone que «el writing en nuestro país es muy básico, las personas que no tienen el vasto conocimiento de la técnica han afeado espacios, simplemente para llamar la atención; no aportas nada con pintar un grafiti en un monumento, banco del parque o casa particular.

«Tratamos de buscar los espacios destruidos, para lograr la reparación del lugar; además, hemos hecho la decoración de instituciones y nos vinculamos con agrupaciones musicales para la realización de conciertos. A veces no obtenemos una obra con la exquisitez prevista, porque las latas de spray son muy caras y hemos tenido que improvisar», acotó.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba