El fútbol tuvo su época de oro en Cuba

Contrario a lo que piensan muchos el fútbol también tuvo su historia dorada dentro del deporte cubano. En un país donde el béisbol y el boxeo han dominado sobre las pasiones por más de cien años.

En las primeras décadas de la pasada centuria los jugadores cubanos llegaron a exhibir un altísimo nivel que los llevó a militar en clubes europeos, incluyendo el legendario Real Madrid de España.

El primer partido oficial en la Isla se jugó tan temprano como el 11 de diciembre de 1911 en los terrenos del parque de Palatino, en el barrio del Cerro. En él se enfrentaron el equipo Hatuey, conformado por una mezcla de cubanos y españoles, y el Rovers – que tenía su sede en la calle O´Reilly – y estaba conformado por jugadores ingleses. El enfrentamiento fue muy peleado y finalmente los de Albión se llevaron el triunfo por la mínima 1 -0.

La Federación Cubana de Fútbol se había creado un mes antes y en 1912 organizó su primera temporada en la que participaron los equipos Hispano América, Olimpia, Cienfuegos y ACV Football Club (que luego se llamaría Iberia) y que tiene el récord de más partidos ganados de forma consecutiva en Cuba con 35.

Carmelo Ortega, presidente de la Asociación Canaria de Cuba y uno de los testigos de excepción de aquella época dorada del fútbol en Cuba afirma: “Entre los emigrantes, sobre todo los ingleses y españoles, y los marineros de los barcos que atracaban en los puertos cubanos, trajeron el fútbol a Cuba. Pero poco a poco los criollos se fueron sumando y no demoraron mucho en crear sus propios equipos”.

En 1926 sucedieron dos hechos trascendentales para el fútbol cubano: la Federación de la Isla se asoció a la FIFA y por primera vez llegó para jugar un partido en Cuba un equipo extranjero, el Galicia Sporting Club, conformado por jugadores gallegos residentes en Nueva York.

Luego visitarían también la Isla algunos históricos del fútbol mundial como el Colo Colo de Chile, el Español de Barcelona, el Nacional de Montevideo, el Atlético de Madrid, el Celta de Vigo, el Deportivo Cali y hasta el mismísimo Real Madrid que disputaría dos partidos en La Habana en 1927.
Carmelo Ortega, quien emigró a Cuba en 1950 y presidió la Asociación de Fútbol de La Habana añora esa época dorada del fútbol cubano:

“En los primeros tiempos las sociedades españolas fueron creando equipos de fútbol con mayor o menor trascendencia, especialmente en La Habana, donde estas sociedades eran muy fuertes. Fueron apareciendo el de la Juventud Asturiana, el del Centro Gallego, el Fortuna, se crearon los primero terrenos como el de Campo Armada, y todo esto dio mucha vida a todas las temporadas de aquella época”.

“En la década de 1950 es que se hace ya una liga semiprofesional que propició un notable desarrollo, pero económicamente no fructificó y finalizó en 1954, aunque siguió con carácter más bien amateur. Además, había un gran movimiento en torno al fútbol, se jugaban diferentes categorías como infantil y juvenil, y un empresario como Bobby Maduro quiso darle un impulso y trajo a La Habana a equipos españoles de primer nivel”.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba