Manu, para vestir tu verano

Prendas frescas, con diseños modernos, precios económicos y made in Cuba es la esencia de Manu, un proyecto familiar que impulsan la joven diseñadora Ana Julia León junto a su mamá Ana Macía. Desde hace año y medio llevan a cabo este emprendimiento que tiene su génesis en un oficio familiar.
«Mi abuela María Eugenia me enseñó a coser, bordar y tejer cuando tenía ocho años –revela Ana Macías–. Ella hacía preciosas muñecas de tela que forraba. Mi madre sabía coser, aunque no se dedicó a ese oficio. De niña recuerdo que bordé un mantel que venía en la revista La Familia y durante los años sesenta y setenta aprendí muchísimo».
Su hija, Ana Julia, aprendería de niña con un grupo de bordadoras el tejido bolillo, crochet, frivolité y deshilado. Ana madre recuerda que desde pequeña su hija siempre tuvo muchas ideas para la ropa que ella le confeccionaba. Luego de graduarse como diseñadora industrial en el Instituto Superior de Diseño (ISDI) comenzaría a realizar manualidades, que estaban conectadas de alguna manera con la costura.
«Un año después de graduarme empecé a hacer agendas –explica Ana Julia. Vi que a mis amistades les gustaban porque eran algo diferente, sobre todo por su terminación cosida a mano con una antigua tradición japonesa poco desconocida en Cuba».

Además de las pequeñas libretas de notas hizo postales para fiestas y celebraciones, así como bolsas de regalo y velas. Así llegaron tarjetas para los días de los padres, de las madres, los 14 de febrero, los fines de año, los cumpleaños. Ana Julia iniciaba un proyecto que creció primero entre los amigos y luego entre los amigos de los amigos.
«Al principio no sabía que sería lo que hoy es –precisa–. Fue todo un proceso, una cosa fue llevando a otra. Con cada producto que hice fui probado si tenía aceptación o no. Luego se sumó mi mamá. Así, hasta que hace año y medio creo Manu, una página de Facebook para promocionar lo que hacemos y por donde los interesados pueden contactarnos y hacer encargos».
Pero, el éxito de Manu llegaría con la ropa. La idea, explica Ana Julia, surgió porque «la mayoría de las prendas de mi clóset las ha hecho mi mamá. Ha sido siempre muy difícil, al menos para mí círculo de amigas y para mí, encontrar la ropa que nos guste».
Las ideas para ambas quedaron claras cuando Ana pasó el curso de CubaEmprende. Allí reconoce que concretó ideas sobre lo que querían hacer y sobre todo descubrió que lo más importante en cualquier proyecto como este es cerciorarse sobre los niveles de aceptación que tiene. Las amigas de Ana Julia fueron imprescindibles para conocer que verdaderamente la ropa que ella le había hecho a su hija durante toda su vida les gustaba a las jóvenes.

«Al principio fue con mis amistades, con quienes tuvo aceptación –asevera Ana Julia–. Ahora tengo amigas que tienen la misma prenda y confluyen en el trabajo o en salidas. Hemos tenido tremenda acogida. Ha sido un logro que personas que no conozco me escribieran y compraran diseños de Manu».

Más de una veintena de diseños para muchachas conforman hasta ahora el catálogo de Manu, con blusas y vestidos, telas veraniegas, sobre todo algodón y otras como el chiffon. Para los diseños Ana Julia precisa que siempre están en sintonía con el clima de la Isla y además con las tendencias de moda imperantes.

«He adquirido mucha cultura visual. Camino diariamente por la calle Obispo y eso es una pasarela de lo que está de moda. Ahí coincides con asiáticos, franceses, cubanos. También reviso Pinterest e Instagram. Una o dos veces por semana busco modelos en internet para ver lo que se lleva. Entonces adapto diseños y juego con las telas que puedo adquirir en las tiendas. También cuando mi mamá las confecciona propone cambios en las piezas para un mejor acabado y mayor comodidad. Ella sabe mucho sobre terminaciones, acabados y efectos en los diferentes tipos de tela».

Algo que también define la propuesta de Manu son los precios que tienen sus productos. Ana Julia comenta que «el propósito es que mis amigas y otras jóvenes que trabajan puedan adquirir las prendas y eso no haga un hueco en su economía. Propuestas diferentes y a un buen precio. Eso siempre lo agradecen».

Sobre proyectos futuros la joven diseñadora confiesa que no quieren encasillarse en ninguno en especial. «Simplemente si veo un artículo y es factible en cuanto a materiales lo hago». Para esta temporada veraniega Manu trae sobre todo vestidos frescos para cualquier ocasión y aretes de borla. Propuestas juveniles y a la moda para vestir de Manu todo el verano.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba