Solo se autorizará una licencia por persona para “frenar la evasión de impuestos”

Las nuevas modificaciones presentadas en Cuba y que pretender controlar y regular el trabajo por cuenta propia en la Isla parecen estar encaminadas a un solo objetivo: Que no existan cubanos ricos.

Marta Elena Feitó, viceministra de Trabajo y Seguridad Social en Cuba, aclaró al diario estatal Granma que este nuevo reglamento obedece “a desviaciones presentadas y casos en los que habían dueños con muchos negocios, signo de concentración de riqueza que no se permitirá en Cuba”.

Los emprendedores confían en una Cuba más abierta para los negocios

El embrionario sector privado en la mayor de las Antillas se vio frenado en el último año tras la suspensión de más de 27 licencias que permitían entre otros negocios la renta de habitaciones o la creación de cafeterías y restaurantes.

Una nueva disposición, publicada en la Gaceta Oficial de Cuba, daba por abierto nuevamente el otorgamiento de licencias a finales del actual año, pero ahora serán restringidas a una por persona para “frenar la evasión de impuestos, según informó la prensa oficial. Las nuevas regulaciones ya son consideradas como el primer anuncio de relevancia en esta área desde que fuese asumido el cargo de presidente por Miguel Díaz-Canel,

Esta nueva reglamentación excluye la autorización de ocupaciones como operador de equipos de recreación rústicos, vendedor mayorista o minorista de productos agrícolas y la tan criticada venta de CD, pues era una franca legalización de la piratería.

En las nuevas medidas muchos ya han visto un control mayor al momento de abrir nuevos negocios pues ahora sus actividades estarán asociadas a distintos ministerios estatales, además de los órganos municipales y provinciales del Poder Popular, que se encargarán de monitorizar, regular y hasta fijar precios de sus operaciones.

Ahora todos los cubanos que deseen ejercer por cuenta propia deberán abrir una cuenta en un banco, mediante la que se les controlara todas las operaciones de su negocio.

Los taxistas privados, llamados “boteros”, presentaran comprobantes de todos sus gastos deducibles para justificar sus ganancias y calcular sus impuestos al terminar el año.

También fueron eliminadas las exenciones de impuesto de los negocios que tenían hasta cinco trabajadores y aumentaron las cuotas de pago por cada trabajador contratado. Esto ha sido fuertemente criticado por los economistas, alegando que podría frenar el desarrollo del sector.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba