Joseíto Fernández y su Guajira Guantanamera

Identificado como el Rey de la Melodía, Joseíto Fernández fue el creador de la Guajira Guantanamera que constituye la creación musical cubana más universalmente difundida.
La Guajira Guantanamera en la actualidad constituye un símbolo de cubanía. Joseíto Fernández, nació el 5 de septiembre de 1908 en el barrio de Los Sitios, en La Habana. Desde muy joven su vida se interrelacionó con la música. Ya a los 12 años solía cantar al participar en su zona de residencia, en unión de amigos, en serenatas.
Después formó parte de tríos con jóvenes aficionados e integró seguidamente varias orquestas. También por esa época realizaba las funciones de zapatero, para lograr su sustento económico.
En 1928 compuso la Guantanamera pero no es hasta casi una década después que dicha melodía cobra cierta celebridad cuando fue incluida como tema de despedida de la orquesta de Alejandro Riveiro en la que él cantaba. Mientras la agrupación musical interpretaba la citada melodía, él iba improvisando distintas décimas en cada presentación.

A partir de la melodía empezaba a improvisar décimas, las cuales guardaban relación con distintas ciudades y poblados cubanos donde se iba a presentar el conjunto que lo acompañaba.
En esa primera etapa la creación de Joseíto no estaba identificada con un título en específico. En sus presentaciones en distintos lugares de Cuba él iba mencionando los nombres de los poblados. Así cuando actuaba en Camagüey, por ejemplo, señalaba:
“Camagüeyana, divina camagüeyana.”
Joseíto nunca viajó a la ciudad de Guantánamo. El hecho que finalmente resultara conocida como Guajira guantanamera se debió a un hecho aparentemente simple. Él explicó que una joven de origen guantanamero radicada en La Habana se sintió atraída por él y por lo regular asistía a las presentaciones que hacía en una emisora de radio capitalina.
Entre ellos se produjo una relación, pero un día dicha joven se disgustó y dejó de asistir a la emisora. A partir de un instante se le ocurrió dedicarle el estribillo a la joven guantanamera y solía decir con particular cadencia y emotividad:

“Mi divina guajira, guajira guantanamera, guantanamera, guajira guantanamera.”
Y ella que seguía escuchando el programa a través de la radio reaparecía al día siguiente en la emisora. Con posterioridad, una firma publicitaria contrató en forma exclusiva La Guantanamera para utilizarla en un programa de radio en el que se escenificaban diversos y trágicos sucesos ocurridos en Cuba. Dicho programa se mantuvo en el aire durante 14 años.
Al compás de la melodía de La Guantanamera se cantaban décimas las que complementaban lo dramatizado o hacían reflexiones en torno a los sucesos. Después que salió del aire el programa la Guantanamera perdió algo de popularidad, aunque siempre siguió siendo recordada por el pueblo.
A partir de 1963, la Guantanamera comenzó a adquirir una connotación significativa a nivel internacional tras haber sido cantada, con la inclusión de varios de los Versos Sencillos de José Martí, por el trovador estadounidense Pete Seeger en un concierto efectuado el 8 de junio en el Carnegie Hall de Nueva York.
Algún tiempo después, un trío de cantantes norteamericanos hizo la primera grabación comercial de La Guantanamera, la que con el paso del tiempo se convirtió en un verdadero éxito internacional.
Desde entonces muchos cantantes y agrupaciones tanto cubanos como de diferentes países han incluido en sus respectivos repertorios esta creación musical. También múltiples personas en el mundo han bailado al compás de la Guantanamera ya que muchos espectáculos cubanos en el extranjero han concluido con esta creación musical, para cerrar con broche de oro.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba