Boxeadoras cubanas sueñan con las Olimpiadas, pero las autoridades lo consideran “inapropiado”

En un país como Cuba, donde las mujeres han alcanzado una plena inserción en la vida económica y social, es un anacronismo que las autoridades continúen vetando su presencia en la práctica organizada del boxeo bajo el argumento de que ese deporte no es “apropiado” para las féminas.

Hace un par de años, dos periodistas del periódico Vanguardia afirmaban que el camino del boxeo estaba abierto para las mujeres y que cinco exatletas de taekwondo se encontraban entrenando en la Escuela Superior de Formación de Atletas de Alto Rendimiento (CEAR) con el objetivo de participar en la Serie Mundial del año siguiente.

Al final no se concretó la participación en el evento y, para colmo, las expulsaron de la escuela sin justificación alguna. Sólo les comunicaron que el boxeo femenino no estaba permitido en Cuba.

Idamelys Moreno, una de las atletas se refugió junto a varias de sus compañeras en el gimnasio de boxeo Rafael Trejo, del municipio de La Habana Vieja en la capital cubana. Allí sigue practicando y defiende el derecho de las mujeres a boxear.

Un camino que cerró de forma sexista la Comisión Nacional al emitir un comunicado oficial en el que expresaba que era una práctica “demasiado inhumana” para las mujeres. La misma posición defendida desde hace años por el entrenador cubano Pedro Roque quien en 2009 afirmara que las mujeres cubanas estaban para lucir bellas, no para encajar golpes en la cara.

Cuando en 2012 se aceptó la inclusión del boxeo femenino en los Juegos Olímpicos, se creyó que Cuba, una potencia de ese deporte, modificaría su posición. Pero la Comisión Nacional siguió empecinada en que el deporte de los puños no era “apropiado para mujeres”.

Sin embargo, Idamelys Moreno y sus compañeras continúan empeñadas en boxear y defienden el derecho de ser tratadas igual que los hombres, e Incluso enviaron sendas cartas a Mariela Castro y a la Federación de Mujeres Cubanas.

No se conoce cuál ha sido la posición de la hija de Raúl Castro al respecto; pero la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) no quiere ni oír hablar del tema. El camino de las boxeadoras cubanas a Tokio 2020 parece cerrado.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba