Malas noticias para los cubanos: Gobierno anuncia nuevas ‘regulaciones’ para los próximos meses para enfrentar el deterioro de su situación económica

El ministro de Economía de Cuba, Alejandro Gil, ha anunciado este viernes que el Gobierno planea un nuevo ajuste para intentar superar la crisis económica que la isla caribeña sufre desde hace años, debido a las turbulencias internacionales y los problemas en sus aliados tradicionales.

La delicada situación económica de la nación caribeña traerá en los próximos meses nuevas regulaciones y ejercerá presión sobre la burocracia para que ajuste el cinturón y haga frente al modesto crecimiento, a la caída en picada de los ingresos por exportaciones y al aumento de la deuda.

Algunos expertos han revelado que para que Cuba se recupere de la depresión luego de la desaparición de la denominada Unión Soviética es necesario que el país experimente un crecimiento anual del 5 al 7 por ciento, algo que en los últimos años ha estado bien lejos de ocurrir ya que solo se ha promediado un modesto 1%.

La economía de la nación caribeña ha experimentado afectaciones recientes producto de la inestabilidad económica de Venezuela, quien constituye uno de los aliados estratégicos y que desde hace 18 años envía dinero y combustibles a cambio de los servicios médicos que prestan los profesionales cubanos en ese país.

“El primer objetivo es emitir un plan realista y cumplible bajo el principio de que los gastos se ajusten a los recursos disponibles (…) sin incrementar el endeudamiento externo del país”, expresó Alejandro Gil, ministro de Economía cubano durante una sesión de la Asamblea Nacional.

En Cuba en la actualidad la mayor parte de la actividad económica es controlada por el Estado, lo cual incluye el comercio exterior y las finanzas.

Desde el año 2016, Cuba se comenzó a atrasar en el pago a inversionistas y proveedores, una cifra que ha hecho que empresarios occidentales hayan estimado que el monto adeudado de corto plazo ronda los 1.500 millones actualmente.

En 2015, el último reporte de la deuda externa de la mayor de las Antillas se situaba en unos 15.800 millones de dólares.

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel expresó que como parte de las medidas para el 2019 en el sector económico se prevé reducir ligeramente la acumulación de pago atrasados ya que se hará uso de las reservas de emergencia en la Isla y se fortalecerán las medidas para erradicar los hábitos burocráticos y disminuir los robos y desperdicios.

“El plan debe ajustarse de inmediato. Tenemos que revisar el sistema para asegurarnos de que no haya lugar para que maniobren los burócratas”, expresó el mandatario.

Actualmente la llegada de petróleo proveniente de Venezuela ha caído un 40% con respecto a cifras del 2014, algo que obligado a la nación caribeña a importar el mismo desde Argelia y Rusia.

El principal problema económico actual es el hecho de que los impagos siguen creciendo y los acreedores tienen  cada vez menos paciencia.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba