Cifras oficiales dicen que el desempleo aumentó en Cuba

El gobierno dice que trabajo hay, pero los cubanos no están interesados En programa televisivo Mesa Redonda fue espacio para que la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Margarita González Fernández, diera a conocer algunas cifras oficiales y planteamientos que son cuando menos interesantes.

Por ejemplo, la funcionaria dijo que en los sectores presupuestados de la salud y educación hay más de 800 mil trabajadores la cifra más elevada que cualesquiera otras dos esferas combinadas.

En cuanto al número de “disponibles” suman más de medio millón pero de acuerdo a su lectura la raíz del problema radica en que las personas no están buscando activamente trabajo, es decir que no quieren trabajar.

Tal vez habría que preguntarle a la ministra cuales son las ofertas de empleo que ofrece un gobierno donde el salario promedio es de entre 30 y 35 dólares al mes. El Banco Mundial define como nivel de pobreza extrema el ingreso de menos de un dólar al día.

Después de la reducción de plantillas llevada a cabo por las esferas del gobierno hace algunos años la estructura del empleo ha cambiado y al cierre de este año se estima que un total de 3.100.000 pertenecen al sector estatal, y 1.400.000 al sector privado.

Estos últimos en su mayoría pertenecen al sector gastronómico, en cafeterías y restaurantes, lo que los especialistas locales llaman la “economía de timbiriche”. Su salario por tanto es mejor que con el estado pero no lo suficiente, las principales fuerzas productivas todavía están atadas por las autoridades comunistas.

El 42% de la fuerza laboral de Cuba lo conforman 1.400.000 trabajadores tanto en cooperativas como de forma privada.

El asunto de como manejan las cifras es muy polémico pues hay registrado oficialmente unos 567.000 cubanos que no estudian ni trabajan, sin embargo, solo se reconoce como desempleados unos 76.400 al cierre de 2018.

“La atención de los organismos estatales al recién graduado es insuficiente, es prioridad el acceso al empleo de los egresados de las Escuelas de Oficio y especiales, los licenciados del Servicio Militar Activo y del Servicio Voluntario Femenino, las personas que extinguen sanción o medida de seguridad en libertad, las personas con discapacidad aptas para el trabajo y las personas sin vínculo laboral que buscan empleo, poniendo especial énfasis en jóvenes y mujeres”, dijo la ministra como si descubriera el agua tibia.

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba