Una vez más, el régimen silencia los medios

Oportunamente el día del desarrollo de las elecciones constitucionales, el régimen cubano bloqueo el acceso a medios de comunicación independientes en el país, Justo el día, 24 de febrero, en un ambiente electoral a través del cual el régimen pretende conseguir el apoyo del pueblo para reformar la constitución del país la señal de internet se encuentraba caída para los medios independientes.

Esto según las denuncias que ha realizado la periodista Yoani Sánchez, quien a través de su cuenta en tweet informó que el acceso al portal de noticias que ella dirige, catrorceymedio.com, es un uno de los que se encuentra bloqueado.

Sánchez, a través de su red social twitter, se ha encargado de hacer la campaña en contra del régimen castrista; además puso de manifiesto su clara opción por el “no” y motivo al pueblo cubano a que saliera a votar en contra de la reforma a ejemplo de ella.

Así mismo denunció cómo en ese día en los centros electorales no hubo disposición de bolígrafos para ejercer el derecho al sufragio, ofreciendo lápices, haciendo totalmente manipulable la voluntad del pueblo.

Cuban blogger Yoani Sanchez visits the Miami Herald and el Nuevo Herald at their offices in Doral on Wednesday, April 9, 2018.

Gritan y lanzan huevos a periodista cubana Yoani Sánchez por participar en el escrutinio del Referendo

Sánchez vivió un tenso momento en el colegio electoral de su barrio, donde una veintena de personas la agredieron verbalmente

La periodista cubana Yoani Sánchez, directora del periódico independiente 14 y Medio, fue víctima de un mitin de repudio el pasado domingo, cuando se disponía a ejercer su derecho ciudadano a participar en el conteo de votos del referendo constitucional.

Según relató en 14 y Medio, Sánchez vivió un tenso momento en el colegio electoral de su barrio (Nuevo Vedado, Plaza de la Revolución), donde una veintena de personas la agredieron verbalmente. “Me sentí acosada, amenazada y no respetada en mi derecho de presenciar el escrutinio”, escribió.

“Percibí que querían hacerme pagar caro el haberme atrevido a asistir. Salí del local, con una veintena de personas que gritaban tras mis espaldas. Las consignas se repetían, daban vivas al proceso, me acusaban de no querer a mi patria y un grupo de niños se sumó a la algarabía sin saber muy bien por qué estaban allí”, reza la crónica.

Del acto de repudio también fue víctima una mujer vestida de blanco, practicante de la santería, que transitaba por el lugar y fue confundida con una Dama de Blanco.

Sobre las seis de la tarde, Sánchez había decidido acudir a un colegio ubicado en el recibidor de un edificio de doce plantas de la calle Lombillo. En un primer momento, le cuestionaron las razones de su presencia y luego intentaron alejarla de la mesa donde se realizaba el conteo.

“Me preguntaron si yo vivía allí como requisito para poder observar. Según la Ley Electoral vigente, cualquier ciudadano puede presenciar el escrutinio en cualquier punto del territorio nacional, aunque esté lejos o cerca de su casa. Así que invoqué la legislación, mostré mi carné de identidad, apuntaron mis datos y vaciaron la urna sobre la mesa”, contó.

La periodista narra que la animadversión comenzó cuando preguntó sobre el origen de un sobre con boletas llevado al lugar por un joven. “Un hombre, que no estaba en la mesa electoral comenzó a gritarme que no tenía derecho a indagar sobre eso y que había hecho ‘la pregunta equivocada’”.

El hombre intentó que Yoani lo “acompañara afuera”, a lo que la reportera se negó rotundamente “porque sabía que mientras estuviera dentro del colegio me hallaba, al menos, un poco más protegida”. Entretanto, otro hombre le sacaba fotos desde la mesa electoral.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba