“Los cubanos han perdido el miedo”, señaló The Washington Post

El número de votantes que dijeron “No” a la nueva Constitución, son datos mucho más relevantes que el “Si”, señaló la editorial. Luego de que el domingo pasado 24 de febrero, se aprobó la nueva Carta Magna de Cuba, The Washington Post, resaltó el número de votantes que dijeron “No” a la nueva Constitución, datos que son mucho más relevantes que el “Si”.

La editorial resaltó que, “En el último voto constitucional en 1976, cuando Fidel Castro estableció un estado totalitario, el 99,02% votó que sí. Lo que es notable en Cuba no son las malas maniobras del Partido Comunista, sino los signos inequívocos de que cientos de miles de personas han perdido el miedo a las autoridades y han perdido la paciencia con un sistema económico y político en decadencia”, mismo que resulta una Carta Magna maniobrada por el propio sistema Castrista.

Recordó que varios puntos a las reformas de la nueva Constitución fueron elaboradas por una Comisión que estaba integrada por Raúl Castro, de hecho el día de la votación varios medios de comunicación sufrieron atropellos por parte del sistema como por ejemplo la censura al portal 14ymedio y la represión de activistas como José Daniel Ferrer García por promover el “No”.

En términos económicos, The Washington Post, señala que no es tan terrible, pues la nueva Carta Magna reconoce el papel de la propiedad privada como un mecanismo complementaría para el sector económico que conllevará una planificación exacta del desarrollo del país.

Dijo que antes los cubanos tenían miedo y solamente algunos activistas alzaban la voz, “hace dos décadas, el líder opositor cubano Oswaldo Payá movilizó a miles de cubanos por los principios de la democracia con el Proyecto Varela, una campaña de peticiones ciudadanas. Payá, quien murió en un accidente automovilístico sospechoso en 2012, buscó apoyo para el Proyecto Varela instando a los cubanos a no tener miedo”.

Quizás, en pleno 2019, los cubanos no temen por expresar sus ideales, es “una señal de que alguna parte de la sociedad, pequeña, pero que crece en cientos de miles, cada vez más inquieta, conectada y expresiva, ya no tiene miedo. Esta es una señal de un verdadero anhelo de cambio”, así lo señaló The Washington Post.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba