Presidente encargado Juan Guaidó reitera que no permitirá que Cuba siga “chuleándose el dinero de Venezuela” y Estados Unidos lo apoya

Cuba podría estar enfrentando una fuerte crisis energética en los próximos meses tras la decisión adoptada por el presidente encargado Juan Guaidó durante la sesión de ayer de la Asamblea Nacional venezolana de cancelar el envío de petróleo hacia Cuba a través de un decreto de emergencia, el cual fue ratificado por los diputados y que tiene una duración de 30 días prorrogables por otro mes tras su culminación.

Guaidó aseguró ayer que este decreto de estado de alarma nacional, tomado para “favorecer la recuperación del país tras la actual crisis eléctrica que atraviesa”, también permitirá que el Gobierno cubano no puede “seguir chuleándose el dinero de Venezuela”.

El líder opositor también pidió la cooperación internacional para hacer efectiva esta medida para evitar el “secuestro” de su petróleo pues “el pueblo venezolano lo necesita urgentemente para hacer frente a esta emergencia.

A través de sus redes sociales, Guaidó reiteró que terminaría con todo el financiamiento que “se viene haciendo indirectamente” a Cuba, “cuyo régimen lo que ha hecho es deteriorar la estabilidad de Venezuela, principalmente por ser las mentes maestras de las labores de espionaje dentro de la Fuerza Armada Nacional”.

A esta medida se ha sumado el Gobierno de los Estados Unidos, desde donde se ha emitido una advertencia para aquellos países o compañías que faciliten los envíos de petróleo del mandatario venezolano Nicolás Maduro a Cuba, país al que Caracas subsidiaría totalmente un 28% del crudo recibido.

John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de Washington, publicó ayer en la noche un comunicado a través de su cuenta en Twitter en el que advirtió que tras la suspensión de las exportaciones de crudo a Cuba “todas las compañías de seguros y de transporte que faciliten estos envíos están ahora en aviso”.

El 28% del petróleo que recibe el gobierno de Miguel Díaz-Canel y Raúl Castro estaría totalmente subsidiado por Venezuela, por lo que un cambio político en ese país bolivariano repercutiría de forma demoledora en la economía cubana, según recogió la revista colombiana Semana.

Algunos expertos incluso han llegado a asegurar que si se detiene el envío de petróleo desde Caracas a La Habana el Producto Interno Bruto cubano podría caer hasta en un 10 por ciento durante el primer año.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba