Miguel Díaz-Canel y Raúl Castro vuelven a reconocer ante los principales dirigentes del país la gran escasez de productos como huevos, pollo y aceite

El Gobierno cubano volvió admitir que la isla está atravesando una seria escasez de varios productos de primera necesidad entre los que se encuentran los huevos, el pollo y el aceite, a la vez que admitió que nuevamente este año se incumplieron sus planes de producción de azúcar.

De acuerdo a lo publicado en el diario estatal Granma, en la noche de ayer se celebró una reunión encabezada por el presidente Miguel Díaz-Canel y el primer secretario de Partido Comunista (PCC), Raúl Castro, en la que se reconoció que las principales producciones del país volvieron a incumplirse provocando un “desabastecimiento crónico en la distribución de alimentos en la isla”.

La escasez es un tema que preocupa a millones de cubanos, que ven como el fantasma de un nuevo “periodo especial” podría estar dando vueltas y la muestra son las grandes filas e incluso peleas que se han sido virales en las redes sociales por comprar pollo, huevos y aceite.

Alejandro Gil Fernández, ministro de Economía y Planificación, explicó en la reunión, a la que asistieron todos los jefes del PCC y el gobierno municipales y provinciales, que la producción de huevos ha sido el último eslabón afectado pues solo ha sido posible repartir con regularidad las asignaciones que se hacen a través de la “libreta de abastecimiento”, mediante la cual el Gobierno solo vende 10 huevos subsidiados por mes por persona.

En el encuentro también participó el presidente del grupo estatal empresarial Azcuba, Julio García Pérez, que se encarga de la zafra, quien reconoció que este año volvió a fracasar la planificación de la azúcar que debía producirse pues no se logró moler la caña suficiente, lográndose solo cumplir con un 18 por ciento de los 1.5 millones de toneladas de azúcar que tenían previsto producir.

Según explicó García, la maquinaria existente en los centrales azucareros cubanos tiene “décadas de explotación” y “una tecnología obsoleta”, por lo que las roturas e interrupciones en la industria eran frecuentes.

La isla, otrora el mayor productor de azúcar del mundo, actualmente tiene zafras que no superan las producciones de hace más de un siglo. Con un consumo interno de 700,000 toneladas, el país ha tenido que importar azúcar desde Francia para cumplir con la demanda interna y los compromisos de exportación.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba