Prevén nueva era de balseros que emigren a otros países

Con la nueva medida que interpuso el Gobierno de Donald Trump, de reducir el tiempo de validez de la visa B2 de 5 años a 3 meses tanto de entrada como se salida, podría propiciar una nueva era para que balseros cubanos emigren a otros lugares.

Esta nueva estrategia del Gobierno de Trump, ocasionaría que los isleños “aumentaran la presión interna”, que los obligaría a intentar huir de Cuba y ocasionar una nueva crisis migratoria.

De oficio como informático, Ramón de 38 años de edad, consideró “si ellos cierran nosotros debemos abrir ya que nosotros tendremos siempre más que perder. Mientras más radicales sean los problemas que tengamos, más será la posibilidad de que aquí solo se queden los niños y los ancianos porque todo el que pueda saldrá huyendo. No habrá otra vez balseros, pero solo por el momento, gracias a esos que iban y venían de Estados Unidos muchos cubanos se visten, calzan, se medican y hasta comen. Eso nos ayudaba a paliar nuestras necesidades básicas. Ahora que no tendremos eso, será cuestión de tiempo que todo el que pueda se monte desesperado en lo primero que encuentre y se vaya. Hay que ver cómo los cubanos están subiendo ya para México”.

 

También se cuestionó, “me pregunto, si se trata de reciprocidad, ¿por qué el gobierno cubano no hizo lo mismo que el gobierno de Barack Obama cuando éste comenzó a otorgar muchísimos visados por cinco años? La mesa está servida, solo queda ver ¿qué vamos hacer? ¿Cuándo nos despojaremos de viejas costumbres que nos impiden avanzar? ¿A quién se le ocurre hablar de dignidad con hambre hasta el cuello? Lo que tenemos es que darle entrada libre a todo el que quiera venir”.

Asimismo, un usuario de Cubadebate, explicó que los éxodos masivos solo han sido permitidos por gobiernos estadounidenses, “Cuba estuvo cerrada a cara y canto para entrar y para salir y eso es históricamente cierto”.

Alexis de 42 años, no entiende que “le pongamos tantas trabas a los mismos ciudadanos cubanos que quiere entrar al país, “Debemos cambiar todo lo viejo que nos está afectando. El pasaporte cubano es el más caro del mundo y seguimos virando gente en el aeropuerto sin dejarle ver a su familia, por la única razón de que salieron en una embarcación del país”.

Por último, la abogada Mariana de 30 años, consideró que “siempre han existido reglas de un lado y del otro que han impedido que los vínculos familiares se estrechen. Parece que no nos acordamos aquí de que los cubanos podíamos viajar a visitar a nuestros familiares en el extranjero solo si éramos mayores de 60 años, Cuba, por ejemplo, tiene exigencias muy particulares y altos precios para los nacidos en su territorio, aunque tengan pasaportes y nacionalidades de cualquier otro país. Además, sólo otorga tres meses de visa, incluso a los estudiantes norteamericanos. Estados Unidos también está en el derecho de decidir lo que entienda más correcto”.

Remató diciendo “lo mejor que podríamos hacer sería pasarles la bola a los americanos. Darles visa a los ciudadanos de Estados Unidos por cinco o hasta diez años si quieren. No perderemos nada haciéndolo. A fin de cuentas, lo que queremos nosotros es mejor calidad de vida, que vengan norteamericanos a hacer turismo a Cuba y que podamos seguir yendo nosotros allá”.

Prensa internacional asegura que en el poblado de Caimanera, cerca de la Base Naval de Guantánamo, se está organizando un éxodo masivo de cubanos

Importantes diarios extranjeros publicaron un reporte que, aunque basado en rumores no confirmados, alertan sobre un posible éxodo masivo a través de la Base Naval de Guantánamo, impulsado sobre todo por el temor de un nuevo “periodo especial” provocado por la agudización de la situación económica que atraviesa Cuba durante los últimos meses.

De acuerdo al periódico ABC, en España, decenas de cubanos se están acercando al poblado de Caimanera, en la provincia de Guantánamo, luego de que desde finales del pasado mes de febrero circulara un fuerte rumor entre los habitantes de la zona del arribo a la Base Naval de Guantánamo de varias embarcaciones norteamericanas que estarían listas para apoyar en caso de producirse un éxodo masivo por la zona.

Reportes publicados por el Diario de Las Américas indican que a la Terminal Provincial de Ómnibus en Guantánamo ha llegado en esta última semana un importante número de cubanos desde distintas regiones, para tratar de estar lo más cerca de la Base Naval en caso de producirse un crisis migratoria a gran escala.

Aunque la prensa estatal no ha informado nada sobre esto, los vecinos de la zona ya notan el aumento de las fuerzas policiales uniformadas que han tomado el acceso a las costas y las principales entradas del municipio, uno de los diez con que cuenta la provincia. Además, otro grupo vestido de civil se encuentra deteniendo a todos los que les parecen que no son de la zona para interrogarlos sobre los motivos que los llevaron allí.

Rumores similares se han reportado en el poblado de Mariel, territorio que siempre ha sido señalado como otro supuesto punto de escape del país.

Hasta el momento se desconoce el origen de estos rumores ni su veracidad, aunque lo que resulta curioso es que se haya hecho viral en el boca a boca de una forma tan rápida.

Caimanera, un remoto pueblo de unos 360 kilómetros cuadrados, es calificado como “la primera trinchera antiimperialista” por el Gobierno. Sin embargo, otros no ven más que un inédito vestigio de la guerra fría donde apenas viven unas diez mil personas y al que solo pueden acceder los lugareños o quienes portan un permiso especial.

Enclavado en la tercera mayor bahía de bolsa del mundo, a primera vista Caimanera se parece a cualquier pueblo costero cubano. Pero unas boyas amarillas marcan una inviolable frontera marítima, un límite que los niños del lugar recitan de carreTilla: “no hay que pescar y nadar más allá”.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba