Casi 30 millones de dólares en efectivo y otros 27 millones en mercancía

Durante los últimos 10 años han llegado a Cuba más de 29 millones de dólares en efectivo por concepto de remesas familiares, así como unos 27 millones en mercancías enviadas por cubanos que residen fuera del país, fundamentalmente en los Estados Unidos, reveló en un informe la consultora con sede en Miami, The Havana Consulting Group (THCG).

Las cifras reflejan que en el período entre 2008 y 2019 entraron a Cuba unos 29,948 millones de dólares en efectivo, de los cuales la mayor parte fue a través de las remesas familiares, mientras 27,321 millones de dólares fueron enviados en mercancías a la isla.

Combinando los dos tipos de remesas, la población cubana ha recibido un total de $57,269 millones de dólares durante los últimos 11 años, que coincidieron con la etapa de flexibilización puesta en marcha por la administración de Barack Obama.

De igual manera este estudio revela que el 90 por ciento del dinero enviado a la nación caribeña en esta última década proviene de cubanos que residen en los Estados Unidos.

Solamente en 2018 la cantidad de estos envíos fue aproximadamente de unos 6.500 millones, explicó la consultora, aunque reconoció la posibilidad de que en los próximos meses estos valores disminuyan.

“La escalada que han tenido las sanciones de Estados Unidos en el primer trimestre de 2019 hace pensar que en el futuro próximo las remesas a Cuba podrían sufrir una fuerte desaceleración de su crecimiento, lo cual agravaría aún más la crisis de la economía cubana”, explicó THCG en su informe.

La consultora, la cual realiza frecuentes análisis sobre la situación económica de la Isla, explicó que las sanciones de la actual administración estadounidense contra La Habana pudieran incrementarse en los próximos meses, lo cual no solo repercutiría en las remesas sino en la cantidad de viajes a Cuba.

“Cualquier restricción en los envíos de remesas sería catastrófico para la economía cubana y tendría los efectos de poner una guillotina en el cuello al gobierno”, dijo el economista Emilio Morales, presidente de THCG.

La mejor arma con la que cuenta la Isla para hacer frente a la crisis que atraviesa Venezuela en estos momentos es su diáspora, reseñó The Havana Consulting Group. Las remesas se han convertido en el soporte financiero que ha evitado el colapso económico del país, agregó.

“No solo su volumen supera de forma conjunta el valor de los siete rubros exportables más importantes de la economía del país (turismo, productos de minería, azúcar y sus derivados, medicamentos, productos del mar congelados, tabaco y productos agropecuarios), sino que aportan el 50,8% de la fuente de ingresos de la población cubana”, argumentó.

Actualmente los ingresos de remesas (en dinero y mercancías) tienen más peso en la economía del país que el total del intercambio comercial conjunto de Cuba con Venezuela y China, de unos 4.200 millones anuales, de acuerdo a las conclusiones del documento publicado por THCG.

Información Isla Local – Fotos: El Nuevo Herald, Caribbean News Service, Western Union

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba