Gobierno cubano le responde a Donald Trump por la reactivación del Título III de la Ley Helms-Burton

El Gobierno cubano no ha tardado en ofrecer su respuesta a la administración de Donald Trump por lo que considera un nuevo “ataque” tras el anuncio realizado por el secretario de Estado, Mike Pompeo, sobre la reactivación de el Titulo III de la ley Helms-Burton; que permitirá establecer demandas contra compañías extranjeras que tengan inversiones en propiedades que fueron expropiadas por la Revolución en Cuba después de 1959.

La respuesta de Cuba vino de parte del Canciller Bruno Rodríguez, quien rechazó “enérgicamente” la sanción anunciada por los Estados Unidos y auguró que sería un “total fracaso”.

“Rechazo enérgicamente anuncio del Secretario de Estado (de Estados Unidos) Pompeo de activación del Título III de la Ley Helms-Burton. Es un ataque al Derecho Internacional y a la soberanía de Cuba y de terceros Estados. Agresiva escalada de EE.UU. contra Cuba fracasará”, escribió Rodríguez en su cuenta oficial de Twitter.

“Como en Girón, venceremos”, aseguró el canciller cubano, en referencia a que el día de hoy se cumple otro aniversario de la victoria de Bahía de Cochinos, conocida en Cuba como la batalla de Playa Girón, donde fueron derrotados cientos de exiliados cubanos que intentaron invadir el país en 1961 apoyados por Washington.

Estas palabras del titular cubano de Exteriores llegan solo minutos después de conocerse que a partir del 2 de mayo próximo los títulos III y IV de la ley Helms-Burton serán activados,  que han estado congeladas desde su aprobación en 1996 debido a la presión de la Unión Europea.

Después de tres meses de amenazas, el Gobierno de Donald Trump ordenó levantar por primera vez la suspensión de los Títulos III y IV de la ley Helms-Burton, una decisión que podría generar demandas contra empresas de todo el mundo que tienen intereses en Cuba.

La medida entrará en vigor a partir del 2 de mayo, cuando caduca la última suspensión del Título III dictada por el secretario de Estado, Mike Pompeo.

“No habrá excepciones”, afirmó en una rueda de prensa la secretaria de Estado adjunta de EEUU para Latinoamérica y el Caribe, Kimberly Breier.

Su aplicación permitirá a los estadounidenses, incluidos los cubanos nacionalizados, demandar ante tribunales de EE.UU. a las compañías que supuestamente se benefician de propiedades en Cuba que eran suyas o de su familia antes de la Revolución liderada por Fidel Castro en 1959.

Entretanto, el Título IV restringe la entrada a EE.UU. de quienes hayan confiscado propiedades de estadounidenses en Cuba o que hayan “traficado” con dichas propiedades.

Información Isla Local – Fotos: Sputnik mundo, PL, BBC

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba