Gobierno cubano implementa fuertes medidas para racionar la venta de alimentos y de productos de aseo

En vistas a palear de alguna forma la severa falta de alimentos que vive el país en estos momentos, el Gobierno cubano  ha implementado un paquete de medidas, entre las que se encuentra el racionamiento de algunos productos que solían venderse de manera liberada, con vistas a evitar el “acaparamiento”.

Para el control de estos nuevos productos racionados se utilizará la llamada “libreta de abastecimiento”, una cartilla implementada en 1963 y que durante años el gobierno de la Isla ha utilizado para la distribución de los alimentos normados que otorga mensualmente a precios subsidiados, los cuales, a pesar de jugar un rol fundamental en la mayoría de los hogares cubanos, se encuentran muy distante de suplir todas las necesidades.

El paquete de medidas ha sido filtrado a la prensa por funcionarios del Ministerio de Finanzas y Precios, en un documento donde figuran los productos que serán racionados y las cantidades que podrán ser adquiridas.

En primer lugar figuran los chícharos, un grano que desde hace varios años se expendía por la libre, pero que ahora comenzará a venderse a razón de cinco libras por núcleo familiar. Cada tres meses las familias también podrán adquirir un paquete de salchichas, a un costo de 15 pesos moneda nacional; y se aclara que si en el hogar familiar viven más de cuatro personas entonces se podrán comprar dos paquetes.

El arroz y los frijoles serán racionados en todos los mercados estatales, los cuales se venderán a razón de cinco kilogramos por persona y solo podrán comprarse dos kilogramos de pollo por consumidor en los conocidos “Mercados Ideales”.

El documento, que lleva por título “Implementación de las medidas de regulación de productos alimenticios seleccionados, de aseo e higiene”, tiene el propósito de racionalizar los productos con que cuenta la reserva del Estado y no solo afecta a los núcleos familiares sino que también se verán incluidos en las regulaciones los trabajadores por cuenta propia.

Para ellos, las medidas son iguales de restrictivas: solo podrán comprar sus productos en la cadena de Mercados Ideales, en los que se les ofrecerán un máximo de 50 kilogramos de arroz, 15 de chícharos y frijoles, hasta 60 huevos y hasta 3 kilogramos de huevo deshidratado de forma mensual.

También se regula la comercialización de productos de higiene y aseo que se venden de forma liberada, estableciendo que cada persona solo podrá comprar 1 pomo de detergente líquido, una crema dental, 2 jabones de lavar y 3 de tocador.

El régimen cubano ha prohibido a los periodistas utilizar el término de “período especial” en la prensa, para evitar evocar la crisis que se vivió en Cuba tras el fin de los subsidios que se recibían de la Unión Soviética.

Al Estado le preocupa tanto la imagen que puede dar que se les ha orientado a los administradores de las tiendas de recaudación de divisas que llenen los estantes vacíos con cuanto producto tengan en los almacenes “para evitar que se note el desabastecimiento”.

Según datos oficiales, el gobierno cubano debe a los proveedores de alimentos de la isla alrededor de $1,500 millones. Cuba importa cerca del 80 por ciento de los alimentos que consume.

Información Isla Local – Fotos: Mincin, BBC, Voces de Cuba, El Estimulo.com, El Nacional

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba