¿Cómo celebraron el Día de las Madres los cubanos?

El día de las madres, como cualquier otra fecha que implique festividad y regalos en Cuba, suele tornarse un poco complicado para la media. Las fechas inevitablemente nos obligan a seguir reglas ya establecidas, que hasta el más apático le costaría obviar. El segundo domingo del mes de mayo es sagrado, y dentro de la posibilidad de cada cual, se buscan las formas de homenajear a aquellas que realizan, sin un manual de “cómo se hace”, una de las tareas más importantes, criar a sus hijos.

En estos días se suelen ver las postales, acomodadas en pequeños bultos encima de una mesa o mostrador de los correos, se venden por un peso en moneda nacional; una simple cartulina rectangular que trae impresa toda una colección de flores que incluso en Cuba ni te las encuentras.

Casi siempre esta es la señal de que se acerca la fecha, y aunque en las tiendas se las ingenien para hacer ofertas de “estuches” envueltos con nylon y lazos (y con la tarjeta de felicitación incluida), la mayoría se deciden por las postales de un peso.

¿Cómo es entonces un día de las madres, digamos, en la capital cubana?

La visita al cementerio

No todos gozan el privilegio de celebrar la jornada junto a mamá, ya sea por fatalidad del destino o curso natural de la vida. El cementerio es entonces la primera acción del día para quienes tengan a este ser querido allí. La Necrópolis de Colón, es una de las más visitadas. Desde la madrugada, las autoridades del tránsito bloquean el paso de los vehículos porque en horas de la mañana, la céntrica Ave 23 y la calle 12 estarán muy concurridas.

Las flores

Regalar simples ramitos de flores es un gesto que es muy apreciado por las madres cubanas.

El parque, la plaza, la WIFI…

Una tendencia que dado a los recientes cambios en materia de tecnología es el que se ha incorporado el comunicarse con familiares en el exterior mediante internet. Posiblemente sea el día en el que haya más personas en los espacios públicos donde el estado cubano ha instalado sus redes WIFI. En esta jornada de armonía y celebración, muchas familias no pueden festejarla reunidas. La emigración es uno de los motivos.

El tedio del transporte

Trasladarse para hacer las visitas pertinentes, posiblemente sea una de las muestras más grandes de cariño y respeto hacia las madres.  Dada la situación actual del transporte urbano en Cuba, y el flujo de personas, propio de la fecha, este domingo se puede convertir en una odisea para quienes tengan que salir a la calle.

El almuerzo, para los que aún se pueden reunir.

Otra de las maneras de no dejar pasar por alto ese día, es el almuerzo, donde seguramente no faltarán en la mesa un plato de congrí, cerdo o pollo, acompañados de cerveza o ron.

 

Información Periódico cubano – Fotos: Correos.cu, Cubanet, Diario Las Américas, AP, Cubanet, C

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba