El Club de Cantineros de Cuba es el más antiguo de su tipo en el mundo

El 27 de junio de 1924 se fundó en La Habana el Club de Cantineros de la República de Cuba. Era la primera vez en el mundo que se reunían profesionales de la mixología en una organización para defender intereses comunes. Este club es la asociación más antigua del gremio de los cantineros a escala mundial. En el mes de junio cumplirá 95 años de creado. Durante casi un siglo se ha mantenido activo impulsando la formación técnica, fomentando la colaboración e inculcando el respeto a la tradición entre sus miembros.

En la década de 1920 los gastronómicos se agrupaban en la Unión de Empleados del Café. Los conflictos internos en esta organización condujeron a su desintegración y a la aparición de nuevas asociaciones.

Entre los impulsores de crear una nueva institución solo para cantineros, estaban Manuel Blanco Cuétara, Cristóbal Alonso Álvarez, José Perales Mora y José Cuervo Fernández. Estos cuatro barmans lograron impulsar a toda una comunidad y organizarla bajo un reglamento.

Fraternidad y progreso, han sido sus lemas. Dos palabras que conservan hasta la actualidad presidiendo su insignia y que tienen una profunda conexión con la masonería cubana.

Manuel Blanco Cuétara de origen español se labró una impresionante carrera en el mundo de la coctelería y rompió con la tradición de emplear cantineros estadounidenses en los grandes casinos de La Habana.

Además de ejercer como bartender, se preocupó por la formación de sus compañeros. Impulsó a través del Club las clases de coctelería para asociados y crearon el primer Manual del Cantinero, publicado en 1924.

En el año 1998 el Club de Cantineros de la República de Cuba pasó a ser una asociación no gubernamental. Fue reinscrito oficialmente como Asociación de Cantineros de Cuba y mantiene objetivos similares a los que diseñaron sus fundadores.

La Asociación de Cantineros de Cuba desarrolla importantes eventos, acciones formativas y concursos. Su objetivo mayor es mantener la fama que desde el siglo pasado tiene la coctelería cubana y el prestigio profesional de sus barmans, dentro y fuera de la Isla.

La coctelería es un arte dentro de la gastronomía. Demanda elegancia en las formas, dominio técnico, un paladar selecto y buen gusto artístico. Estas habilidades se desarrollan con la práctica continua.

Si hoy los barmans cubanos pueden presumir de ellas, es en gran medida gracias a un club que supo defender la fraternidad y el anhelo del progreso como su mayor tesoro.
Información de Cibercuba – Fotos: FB Cantineros de Cuba, ACN, Difford´sGuide, Taíno Tours

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba