«Ni de aquí ni de allá», ser afro-cubano-americana en Hialeah

Haidee Cano nació en un lugar donde a los bebés se les pone «agua de violetas» desde que nacen y se les enseña a comer pastelitos de guayaba o tomar café con leche en el desayuno como «parte de su cubanía»; pero desde pequeña tuvo la incómoda sensación de «no ser ni de aquí ni de allá», de vivir atrapada en el guion de cubano-americana.

El lugar donde nació, aunque no está en Cuba, es una ciudad «cubana»: Hialeah, en la Florida, un espacio donde los estereotipos de una cultura son llevados a su máxima expresión por la nostalgia de los emigrados del pasado y del presente, y donde ser negro o mulato es como haber emigrado dos veces: una minoría dentro de la comunidad cubana en Estados Unidos.

Con 27 años, Haidee acaba de graduarse de una maestría en Trabajo Social en la Universidad Atlántica de la Florida, donde fue premiada como la estudiante del año en su rama para el Condado de Palm Beach. También presentó durante este año una investigación a nivel nacional sobre latinas indocumentadas que sobrevivieron a la violencia de género.

Su campo de estudio es la salud mental y trabaja con comunidades marginadas y de bajos ingresos, inmigrantes y refugiados, y personas encarceladas, la mayoría provenientes de familias negras que arrastran el peso de siglos de opresión y racismo.

A Haidee le interesa investigar cómo las artes pueden promover el proceso de curación de traumas o heridas emocionales y psicológicas y, aunque ahora vive en West Palm Beach y se mudará pronto a Boston, hace un tiempo comenzó un proceso propio de exploración de su identidad y sus raíces a través de viajes a Cuba.

En Cuba hablamos sobre la falta de muñecas negras en la isla, fuera de su uso con fines religiosos. Hablé con otras afrocubanas que me contaron cómo los productos para el cuidado de su cabello estaban orientados a alisarlo. Esto fue realmente catártico para mí y hasta mi viaje a Cuba, no sabía que había un creciente movimiento de Cabellos Naturales en la isla. Aun así, esas mujeres me dijeron que su cabello natural se considera rebelde y poco profesional, mensajes que también había escuchado de la sociedad estadounidense y de mi propia familia.

Creo que la educación es realmente la mejor recomendación para mantener una conversación sobre racismo en Cuba. Incluso si no tienes ningún antepasado o familiar negro, hay que informarse sobre la historia de la opresión en la isla, leer sobre las rebeliones de esclavos en Matanzas, sobre los miles de africanos que fueron secuestrados y llevados a Cuba a la fuerza en el comercio transatlántico de esclavos.

Cuba es una isla mestiza. Creo que tenemos que empezar a verla como tal. Mucho en La Habana Vieja fue construido por mano de obra esclava. Tenemos que iniciar conversaciones sobre estos temas y estar orgullosos de nuestra historia negra. También debemos asegurarnos de que el gobierno y los que están en el poder se parezcan a las personas a las que representan, los negros deberían ser más vistos en posiciones de poder en Cuba. Los negros necesitan estar presentes en el turismo cubano y la industria de la hospitalidad, así como en otras muchas áreas.

Creo también que se puede hacer mucho más por las comunidades afrocubanas y afrocubanoamericanas en Cuba y Florida, y creo que el viaje afrocubano de CubaOne, que se está preparando, será un paso hacia esa dirección.

El actual contexto político no es más favorable para los viajes de intercambio y la colaboración entre los dos países. Aun así, ¿persistirías en tus proyectos con Cuba?

¡Claro! ¡Necesitamos tener un intercambio de ideas para seguir creciendo y prosperar juntos! No tengo planes de dejar de visitar Cuba en el corto plazo. Mi dulce abuela, Mima, está en Cuba, junto con tantos tíos y primos. Siento que una parte de mi corazón y mi alma están en Cuba y estoy comprometida con compartir la cultura cubana con el mundo.

Creo que los cubano-americanos tienen derecho a visitar su país de origen y aprender sobre sus raíces. Nadie puede ni debería poder quitarnos eso. Es nuestro derecho.

Información On Cuba Magazine – Fotos: Propiedad de la entrevistada

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SÍGUENOS @llamacuba